La Mediación
Fuero CAyT

Juicio por Jurados

El juicio por jurados es un sistema de enjuiciamiento penal con participación popular que se encuentra previsto tanto en la Constitución Nacional como en la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (art. 24; 75 inc. 12 y 118 CN y art. 81 CCABA).

La justificación de este instituto se afinca en el régimen democrático de gobierno y en la necesidad de garantizar la participación directa de los ciudadanos en la administración de justicia en cuestiones que repercuten en el interés general y la paz social.

Simulacro juicio por jurados.

 
Por ello, recientemente el Consejo de la Magistratura envió a la Legislatura porteña un proyecto de ley para que en la Ciudad de Buenos Aires haya juicio por jurados. Dicho proyecto fue elaborado por una Comisión Redactora ad honorem conformada por grandes juristas, jueces, fiscales, defensores y legisladores porteños.

Está previsto que el juicio por jurados esté conformado por 12 ciudadanos titulares y 2 suplentes y que sea obligatorio para los delitos que tengan previsto una pena mínima de 8 años o más años de prisión (como portación de armas de fuego de uso civil y abandono de persona seguido de muerte) y optativo para el imputado para los restantes delitos transferidos a la ciudad (entre otros, daño, amenazas, usurpación).

A efectos de que el jurado quede debidamente conformado, el Consejo de la Magistratura elaborará del padrón electoral la lista definitiva de personas que cumplan ciertos requisitos previstos en la ley. Dentro de los 15 días hábiles anteriores al inicio del juicio, y previa notificación al imputado, a su defensor y al Fiscal, la Oficina de Jurados procederá en acto público al sorteo del triple de los jurados necesarios para integrar el tribunal de jurados correspondiente y para cada juicio. El sorteo se hará de la lista oficial definitiva de jurados divididos en mitades por sexo.

Con las instrucciones impartidas por el/la Juez/a profesional y luego de apreciar la totalidad de las pruebas presentadas en juicio, es tarea del jurado deliberar en forma tal de llegar a pronunciar un veredicto que determine la culpabilidad o no del imputado.